Buscar
  • República en Marcha

Para Platón, "El riesgo de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores"


Platón

Lo cierto es que los climas de desconfianza interpersonal y en las instituciones según la OCDE en el caso de la primera 87% situandonos en el raking de países integrantes de dicho organismo en el con niveles de desconfianza interpersonal más elevados y en el caso de la desconfianza en las instituciones también muy por sobre la media llegando a un magro 43% según el PNUD, de personas que desconfían de instituciones como el gobierno o el Parlamento , pero incluso cuestionando su legitimidad, pese al aumento de la valoración de la democracia que creció de un 42% a un 53% en la última década según el mismo organismo


Los niveles descritos acompañados de la evaluación según la CEP del Parlamento o los Partidos Políticos que están por debajo de los 4 puntos, evidencian el colapso de la legitimidad y representatividad del sistema político que a su vez deviene en un vacío de Poder y de liderazgos.


La mayor amenaza para las democracias son la existencia de esos vacíos, pues constituyen caldo de cultivo para el populismo, la demagogia, caudillismos mesiánicos e incluso males tales, como algunas formas de totalitarismos. Pues los vacíos se llenan con algo y depende de la atención que prestemos y del emergimiento de liderazgos positivos el que podamos llenar esos vacíos con liderazgos articuladores de cooperación para avanzar hacia el progreso.


Para Maturana, debemos pasar de oposición a colaboración. Y no hablar de derechos, sino de compromisos de sobrevivencia. En una dimensión de compromiso ante la vida colectiva.


Ese es el carácter que debe marcar al ciudadano virtuoso en el civismo de sus acciones y el sello que debe marcar al verdadero líder en tiempos de crisis sanitaria, incertidumbre, polarización, crisis económica y social. Y con crecientes desafíos impuestos por un futuro de cambios vertiginosos y acelerados.


La ausencia de liderazgos, coherentes, cohesivos, dotados de sentido común, empatía y visión de futuro nos puede llevar a lo planteado por Shakespeare, "Es el tiempo de la peste cuando hombres dementes lideran a los ciegos."


Es que no hay espacio para que la violencia y la incapacidad de procesar a través de las vías democráticas e institucionales nuestras diferencias, respecto del rumbo estratégico del país, a manos de una política de trincheras y barras bravas, vuelva a superar a los ciudadanos y liderazgos de bien, el costo puede ser demaciado alto y comprometer e hipotecar las posibilidades de dar un salto al desarrollo.


Debemos valorar la libertad como señala Lord Acton en la dimensión de entenderla como: "El más alto fín político". Pues en ella reside la dignidad de la persona, pero al mismo tiempo es el motor del emprendimiento.


Cuidar la libertad y resguardarla en un delicado equilibrio con la igualdad, para evitar el ejercicio arbitrario de quienes detentan el Poder y a su vez a estos últimos cuidarlos del resentimiento y la envidia. En una democracia que valora el sentir de la mayoría, pero que resguarda el derecho de las minorías, para hacerlas parte de la República y amalgamar la nación como proyecto colectivo que haga posible un futuro común.


La posibilidad de conciliar una recuperación económica, que permita volver a crecer y recuperar el empleo, con los paradigmas que impone la emergencia climática y procesos acelerados de transformación como la cuarta revolución industrial, para transitar hacia un desarrollo integral, inclusivo y sostenible depende de liderazgos articuladores que transformen el sistema, en uno basado en la cooperación y la colaboración con base en los acuerdos necesarios articulados por liderazgos a la altura de la magnitud de los desafíos que enfrentamos.


Augusto Parra Ahumada

Presidente República en Marcha

39 vistas

© 2020 Fundación República en Marcha | www.republicaenmarcha.cl | contacto@republicaenmarcha.cl

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco