Buscar
  • República en Marcha

Nuevos Paradigmas


Imagen referencial

Las instituciones políticas, anacrónicas e impertérritas al paso del tiempo, superadas por la voracidad disruptiva de cambios y transformaciones políticas, económicas y sociales que transmutan la forma de vivir, de producir, de relacionarnos y que dejan al descubierto nuevas culturas, se mantienen atadas a derechas, izquierdas, lógicas de mirar el mundo desde la oposición, el oficialismo y trincheras desde donde maximizar el rendimiento electoral a costa de ventajas obtenidas frente a un adversario al que es preciso endilgar una derrota, tras otra, para así alcanzar el Poder como una quimera o un botín.

Los bloques de agua voluptuosos corren por canales correntosos a gran velocidad y parece desde los partidos políticos y sus militantes no haber capacidad, para cerrar y abrir compuertas que permitan encausar las turbulentas aguas de la historia en función de objetivos definidos.

Las declaraciones de principios duermen en el empolvado rincón de los recuerdos junto a los retratos en sepia de líderes, héroes y próceres del siglo de la cortina de hierro y parece no haber más carta de navegación que programas enfocados en el horizonte boscoso de líneas que no se aproximan más allá de la próxima elección.

Sindicado al paredón el diálogo y los acuerdos, algunos reducen la política a la simple afirmación de los propios ideales y con un dedo inquisidor enrostran una supuesta falta de voluntad para la realización de transformaciones profundas a quienes creen en el valor de la democracia liberal y la economía social de mercado, como factor de progreso e impulsor del desarrollo.

Agitan la desconfianza para fidelizar nichos de electores que no dialogan y que se comunican desde la arrogante afirmación y la monserga, presa de la angustia propia de quienes no logran leer ni entender los cambios, transformaciones y signos de los tiempos.

La evidencia parece no decir mucho a los necios respecto de un modelo de desarrollo que redujo la pobreza mundial por ingresos desde el 36% en el año 1990 al 10% en el año 2015 habiendo logrado que en 25 años más de 1000 millones de personas superaran la pobreza , según cifras del Banco Mundial.

Los nuevos paradigmas que evolucionen a derechas e izquierdas, oposiciones y oficialismos, deben poner el énfasis en la cooperación y en la obtención de consensos no para reemplazar un modelo exitoso, sino para corregir la estrategia de implementación del modelo, yendo más allá de la necesaria e imprescindible expansión del PIB, para acelerar la reducción de la pobreza, para reducir las brechas de vulnerabilidad social (Pobreza Multidimensional), para acercar los frutos del progreso a quienes no han tenido acceso, para universalizar, la paz, la democracia, la observancia a los Derechos Humanos y para impulsar en plena observancia a los 17 objetivos del desarrollo sostenible de la agenda global 2030 de la ONU un desarrollo integral, inclusivo y sostenible que vaya al paso de la cuarta revolución industrial, para poner los avances científicos y tecnológicos al servicio del bien común y el máximo desarrollo material y espiritual del ser humano.


Augusto Parra Ahumada

Presidente Fundación República en Marcha

23 vistas

© 2020 Fundación República en Marcha | www.republicaenmarcha.cl | contacto@republicaenmarcha.cl

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco