Buscar
  • República en Marcha

Cuenta pública: una oportunidad para avanzar en descentralización.


Las organizaciones gremiales y de la sociedad civil que hemos abrazado con fuerza y entusiasmo el desafío de avanzar en descentralización, tenemos cifradas esperanzas en torno a los anuncios presidenciales en la cuenta a la nación del Presidente Piñera este 1 de Junio, marcada por el contexto de la primera elección popular de Gobernador Regional este 2020.

Desde la Fundación República en Marcha esperamos que la descentralización política, pase de lo formal y lo enunciativo a una real, lo que significa entender que por si sola la elección no representa un descentralización política real en cuanto no vaya acompañada de un marco constitucional que permita traspasar no solo competencias si no Poder, facilitando la existencia de centros de Poder en el territorio en torno a las funciones primordiales del Estado, es decir, comenzado por el anuncio de la reforma constitucional que permita pasar de un Estado Unitario a uno Regional Descentralizado, cambiando la naturaleza del Estado.

Segundo esperamos contar con un marco financiero que haga posible reducir la pobreza y reducir ls brechas de vulnerabilidad en el territorio, avanzando en la reducción de las desigualdades arbitrarias marcadas por el territorio y avanzando en igualdad en dignidad y derechos, lo que requiere de Gobiernos regionales dotados de mayores recursos y apuntando gradual y responsablemente a equiparar el 31% de inversión descentralizada promedio de los países OCDE desde nuestro 14,4% del presupuesto del Estado.

Es urgente pasar revista a la estructura del FNDR para que sea plurianual para 5 años, renovable cada 2 o 3, siendo posible conocer de antemano el presupuesto para poder planificar adecuadamente el arrastre y dar cumplimiento a los compromisos adquiridos, con un incremento real de a lo menos un 50% del actual y con un sistema de inversión pública que evite reproducir desigualdades y alcanzar mayores niveles de eficiencia y justicia en la asignación; con una Ley de Rentas Regionales que tenga un impacto real y que en ningún caso grave a la inversión en el territorio.

Una corrección de la regionalización, división política y administrativa que apunte a integrar sistemas productivos y logísticos en torno a mejorar competitividad, eficiencia, logrando una mayor equivalencia para evitar que la elección tienda a concentrar Poder en regiones de mayor tamaño, como la metropolitana.


Augusto Parra Ahumada

Presidente Fundación Republica en Marcha

17 vistas

© 2020 Fundación República en Marcha | www.republicaenmarcha.cl | contacto@republicaenmarcha.cl

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco